17 agosto 2022

DIKERS: «Casi Nunca Llueve»

Los Dikers están de vuelta tras un largo parón, y la verdad es que había muchas ganas de que retomasen la actividad, máxime cuando su nueva entrega discográfica es un álbum tan completo y tan rotundo como «Casi Nunca Llueve».

Y la verdad es que para nosotros es un placer poder llevarnos al oído un disco como este. Desde Rock Circus siempre hemos apoyado a la banda porque su música nos impacto desde aquel lejano «¿A Que Esperamos?» de 1999, y siempre nos parecieron una de las bandas mas honestas y prometedoras del Rock Estatal. Por tanto, sinceramente, es un lujo comprobar como el tiempo nos da la razón, y ver que la banda sigue adelante, luchando y superando todas las adversidades del camino, y con la misma ilusión y ganas que el primer día, entregándonos además temas mejores cada vez y plásticos de los que van a hacer historia como «Casi Nunca Llueve».

Centrándonos en el disco, se abre de forma rotunda con «Absurda Realidad», un tema muy contundente que tiene un inicio sorprendente y una letra cargada de rabia social realmente pegadiza. «Corazón De Trapo», el segundo corte y primer sencillo del álbum, es una canción que arranca suave pero que luego es de las mas fuertes del CD, con un estribillo muy pegadizo que se mete en la cabeza desde la primera escucha. Va a ser su nuevo «Dale Gas» y se va a convertir desde ya en uno de los grandes temas de Dikers. «Dos Pasos» es un bonito medio tiempo, con aires de Nickelback, que precede al tema mas sosegado del disco, «Casi Nunca Llueve», un corte que guarda algunas similitudes con su «Ronco Invierno» y que cuenta con una fabulosa letra de Kutxi de Marea. «Como Un Circo Ambulante» es la quinta canción del álbum, un tema festivo y alocado, muy original, que redondea El Pirata de Los Del Gas metiendo unas trompetas que le dan un aire totalmente circense. «Lo Que Queda Atrás» se configura, al menos para nosotros, como el tema mas emotivo del disco, un corte que Iker dedica a Iñaki y a Rikar, los dos antiguos miembros de la banda, y cuya letra refleja a la perfección todo lo vivido por el grupo en los viejos tiempos. Destaca además de este tema su aire festivo, teniendo incluso algunas partes muy Dropkick Murphys. «Tan Difícil De Engañar» es una canción muy Dikers, alegre y vital, con un solo en la parte final de Alfredo Piedrafita de Barricada que la redondea a la perfección. «Nada» es otro tema tranquilito, profundo y sosegado, pero repleto de melodía y con un Iker pletórico en la voz. Mas tarde llega «El Temporal», una canción que cuenta con la colaboración del rapero Fredi Piedrafita (Da2), y que hace que el Punk Rock de Dikers vuelva a mezclarse con el Hip Hop como ya hicieron en el «Sin Trampas» del álbum «Carrusel», un nuevo experimento que acaba de forma tan redonda como ya sucedió en la anterior ocasión. «Que Desastre» nuevamente resulta cien por cien Dikers, guitarrera y punkrockera, con unos flamantes cambios de ritmo. «Una Ultima Vez» resulta muy original, tiene cierto toque ochentero con un solo de guitarra excepcional muy hardrockero, pero a la vez contiene una parte de teclados y unas atmósferas que revitalizan el tema y lo llevan al siglo XXI. Y para cerrar el disco «Mil Bocas Sin Nombre», otra gran sorpresa, porque es un tema que sin perder la esencia de la banda resulta muy épico, con influencia de Muse y letra de Enrique KB de enBlanco, y que resulta ideal para cerrar el disco de una forma diferente y original.

«Casi Nunca Llueve» supone también una nueva etapa en la carrera de Dikers, ya que tras abandonar el barco Iñaki y Rikar han entrado en la banda Ubaldo Puente (Sök, Dkuajo, Peta-Z…) y Sergio Izquierdo (Big Member, Marti-K…), dos músicos con una amplia trayectoria musical que hacen un soberbio trabajo en el disco y que arropan a Iker de una forma muy sólida y contundente. Y al igual que ambos ‘reviven’ al bueno de Iker en el video-clip de «Corazón De Trapo», esperemos que revitalicen de nuevo de la misma forma a una de las bandas mas grandes, humildes y luchadoras del Estado. Desde luego, por lo comprobado hasta ahora, ilusión y calidad les sobra.

Por supuesto no debemos de dejar de reseñar que es un disco muy elaborado, con un sonido perfecto, en el que se han cuidado y trabajado todos los detalles del mismo al máximo, sin que esto le haya supuesto perder ni un ápice de frescura… y es que pocas personas saben hacer las cosas tan bien en un estudio como el gran Iker Piedrafita, nuestro Rick Rubin estatal.

Discazo desde el primer al ultimo tema, un álbum repleto de caña, de melodía, de poesía, de contundencia, de emotividad, de diversión, de originalidad… vamos, de esos discos que lo tienen todo… hasta una presentación en digipack de 3 cuerpos de quitarse el sombrero o una versión acústica del «Corazón De Trapo» como bonus track en la edición digital.

Esperemos que este sea el disco definitivo de la banda, porque merecen de una vez por todas romper en el panorama estatal. Razones sobran!

Relacionados

spot_img
spot_img

Últimas Noticias