16 agosto 2022

FESTIVAL SONISPHERE (Rivas-Vaciamadrid, Madrid). 31-05-2013.

RJ5_5qptNKyDjmKNOhFOvuAUP7YG4S1jfl3FCXC-SIg

Nueva edición del SONISPHERE en España, y primera que se celebra tanto en Madrid como en Barcelona. Un cartel con menos grupos que en otras ediciones, ya que el festi pasaba de uno a dos días para que se pudiera celebrar en las dos ciudades y la verdad es que viendo el resultado pensamos que el cambio ha sido a mejor. Obviamente tener la oportunidad de vivir dos días de festival es algo fabuloso, pero si al quedarse en una jornada resulta tan completa como la que vivimos en Rivas-Vaciamadrid creo que nos podemos dar por satisfechos, máxime cuando el precio de las entradas era mas económico al durar un solo día, y seguramente eso hizo que mas de 52.000 personas asistieran al festi en las dos ciudades, concretamente 27.896 personas en Rivas y 24.135 en Barcelona.

 

Zeykch76CxSEaogCAi64jknBJEd-SzZlM5rkj-22ZcQ btG3sp_GmsI-VNdV51OhXoesLlUI-16iDA0tOMwQ1Eo

Y bueno, centrándonos en Madrid, el show al que acudimos, reseñar que el cambio de ubicación ha sido también a mejor. El recinto de las anteriores ediciones celebradas en Getafe dista mucho de la comodidad que ofreció el Auditorio Miguel Ríos de Rivas-Vaciamadrid para un concierto como el Sonisphere. Un recinto muy cómodo, amplio, asfaltado en su mayor parte, con unas gradas que hicieron que todo el mundo pudiera disfrutar de los conciertos de una magnifica manera, y sin duda esperemos que la organización pueda mantenerlo allí durante muchos años, porque es fantástico para este tipo de eventos.

 MZoGujFddhWcsFZive50070p16Y_3x_Fke1SAcDARX8 OF6jpSogZGW93aejA6Q6OnAI7uJQ_A5l0v8Gmtvcv0M

Centrándonos en lo musical, el Sonisphere comenzó pasadas las tres la tarde cuando VOODOO SIX se subieron al escenario Clive Burr, el mas que idóneo apelativo que se dio al escenario principal y único del festi, en homenaje al que fuera el primer batería de Iron Maiden, fallecido recientemente. Poca gente aun en Rivas, aunque aun así Voodoo Six intentaron dejarse la piel en el escenario. Tanto Voodoo Six como los dos grupos que vinieron después, OCTOBER FILE y RED FANG, pasaron bastante desapercibidos. Las bandas salieron con ganas, con fuerza, y gustaron a la gente que se dio cita primeras horas de la tarde para ver sus conciertos, pero todo lo que vendría después era increíble y es normal que sus conciertos pasaran sin pena ni gloria por Rivas. No obstante dejaron un buen sabor de boca y fueron una buena forma de ir calentando el ambiente para las bandas mas conocidas y consagradas que irían cayendo después.

y0wZlEyRGPB3vUgzGlGVq4ervJMsnLYg9Z2PRuUwrdc 9TpHU5aJlZ0imeh9sY2tNbDUh_6ZhC71GdILMM1Bayk

bnWxCEpcR4HCuJ2VzvSUPVFdeNVYnSRacij5bTgTvso OJf-arwumXsMj8lwN-MMn8gPCyG7gEZFZqtMyXXc6xs 

Los primeros que verdaderamente tuvieron repercusión en el festi fueron los riojanos de TIERRA SANTA, una banda muy querida por el publico y que era la única representación española en el Sonisphere. Y a pesar de tocar pasadas las cinco de la tarde, ofrecieron un sensacional concierto. Al grupo se le veía ilusionado, están en un gran momento tras la edición de su álbum «Mi Nombre Será Leyenda», y sin duda cuajaron un gran show. Interpretaron temas como «Más Allá de la Vida», «Héroe», «Indomable», «La Sombra de la Bestia», «Legendario» o «La Canción del Pirata» y a mi parecer se curraron un gran concierto. Mucha gente echo de menos algo mas de caña en su concierto, pero creo que el actual sonido de Tierra Santa les dota de una gran personalidad y eso fue lo que demostraron y reflejaron sobre las tablas, personalidad y experiencia.

 HuHj9ymnJMUvpZrfAYIqRTq8hmWco1jyuheCRry5GLo s7FuGjCWLacft6KW0YsrEblhuVsW6MTkiXLqVqYhRFQ

5FwrZfypUaax7YK4YGKqdWSHSd0bP9MCmFYOBX6N6tM tJjP3EDJybjakufQOiCfJcjEXAj3OqIRVy0XcdtYwuU

Tras los Españoles, fue Jason Newsted y sus NEWSTED los que se subieron al escenario Clive Burr de Rivas. Había mucha expectación por ver al bueno de Jason, un músico muy querido y que parece que va a muerte con su nuevo proyecto musical, tras sus escarceos con Voivod. Se ha hecho acompañar por una formación muy solvente en la que están Jesus Mendez Jr. (The Napoleon Blownaparts) a la batería, Jessie Farnsworth a la guitarra y coros y Mike Mushok (Staind) a la guitarra, y desde luego ofrecieron puro Metal en su concierto. Algunos de los temas de su cosecha sonaron realmente bien como «Soldierhead» o sobre todo «King Of The Underdogs», pero sin duda al respetable lo que mas ilusión le hizo fue cuando se arrancaron con algunos guiños de Metallica, la banda que hizo grande a Newsted, aunque nunca hay que olvidar que el músico empezó con aquella maravillosa formación de Thrash Metal llamada Flotsam & Jetsam. No obstante, como comentamos, cuando sonaban acordes de clásicos de Metallica las manos de todo el personal se iban inexorablemente hacia el cielo y fue muy llamativo cuando ataco un fragmento del «Creepin’ Death», pero la apoteosis de su show fue el flamante «Whiplash» que utilizo para cerrar su descarga. Un gran bolo y una grata impresión la de esta nueva aventura de Jason Newsted.

 62f27pg5pT9SJQaLQqGMaTPQofIejxfwbwtzikP-RaI W9s3orDkxcOI7_agI9ltcOogNawvSFnInbb_aUOLaJ0

Y tras Newsted, una de las grandes decepciones del día, GHOST. El grupo es fabuloso, pero no tuvieron su día. Su concierto no fue nada espectacular a la luz del día, y aunque había bastante expectación por verlos, aburrieron un poco al personal. Tocar justo antes de Maiden es complicado, el ansia por ver a los de Bruce Dickinson se palpaba en el ambiente, pero aun así esperábamos mas de los del Papa Emeritus II. El sonido tampoco les acompaño, y salvo en la recta final de su show, con los temas «Year Zero» y «Ritual», pasaron sin pena ni gloria por Rivas.

 T8ull-wo-npB_bHH3kAgJoq-ogzA-TNpcE8S6I7DiZ4 jTzC964IcF-Jz7uUoV9EvG6AtmtDrn0DK_m_65FCZKg

De todos modos, la decepción de Ghost duro poco en nuestras cabezas, ya que se acercaban los minutos para una nueva y apoteósica descarga de la doncella de hierro en España. El concierto anunciado para las 20:45 tardo un poquito en comenzar, mientras se preparaban todos los detalles del escenario para que todo estuviera perfecto para los Maiden. Y cuando por fin sonaron los acordes del «Doctor Doctor» de UFO, el tema que la banda utiliza para avisar de su inminente salida, el respetable comenzó a ovacionar a Maiden desde el minuto 0. Un partido que tenían ganado incluso antes de salir, y que exploto desde que Nicko McBrain tomo posición en su batería mientras sonaba la intro que dio pie a «Moonchild», el primer tema del show. Maiden salieron a por todas, con ganas, comiéndose el escenario, y dejando claro que iba a ser un gran concierto. No obstante, lo único que deslució el show fue el sonido, que no fue muy bueno y que sonó bastante bajo, sobre todo en las primeras canciones. Pero la puesta en escena del grupo y las ganas de la banda, impecables. De hecho, el auditorio se vino abajo cuando empezó el segundo tema, el «Can I Play With Madness», el primer gran clásico que escuchamos esa noche de la doncella. Tras ella «The Prisoner», un tema muy querido por los seguidores, y otra vez la apoteosis con «2 Minutes To Midnight». Bruce se mostró muy entregado, Steve Harris en un estado de forma pletórico, y los tres hachas de la banda, Dave Murray, Adrian Smith y Janick Gers, cumpliendo a la perfección con su papel, cada uno en su estilo, en su rol, pero dando forma a uno de los mas grandes espectáculos del mundo del Metal.

Y es que esta gira era muy esperada, la recreación de una de las etapas mas míticas de la banda, la de la gira del «Seventh Son Of A Seventh Son», que tan bien quedo plasmada en su día en el video «Maiden England», fue la excusa perfecta para que los Maiden nos hicieran soñar como solo ellos saben, una vez mas. Y aunque se permitieron algunas licencias, incluyendo temas como «Afraid To Shoot Strangers» o «Fear Of The Dark», temas que cronológicamente no encajan a priori en esta gira, consiguieron traernos a la memoria en muchos momentos algunos de los hitos de la carrera de Maiden, como su mítica actuación en el Festival de Donington de 1988 o aquel maravilloso concierto que ofrecieron en el Rockodromo de la Casa de Campo de Madrid el mismo año, acompañados por Metallica, Anthrax, Helloween y Manzano.

Pero bueno, volviendo al repertorio de Maiden, señalar que «Afraid To Shoot Strangers» sonó flamante, uno de los momentos mas intensos del show, a pesar de no ser un gran clásico de la banda, aunque por clásicos no seria, porque tras ella atacaron el «The Trooper», con Bruce empuñando la bandera inglesa como suele hacer habitualmente. Y sin dar respiro, «The Number Of The Beast» que hizo que Rivas se viniera abajo y la grañidísima «Phantom Of The Opera», un espectacular recuerdo del primer trabajo del grupo.

Después «Run To The Hills», otro temazo, y «Wasted Years», otro de los mas emotivos y de los que mas nos impactaron de la velada, antes de que llegara la épica «Seventh Son Of A Seventh Son» donde el grupo echo el resto y dieron forma a una interpretación espectacular.

Y la recta final de la primera parte del concierto llego con «The Clairvoyant», «Fear Of The Dark» y el imprescindible «Iron Maiden», que puso el broche de oro al primer tramo del show, donde la banda y el publico lo dieron todo de principio a fin.

Y para los bises, ni mas ni menos que un arranque de infarto con «Aces High» tras el «Churchill’s Speech» que le sirve de intro. Un temazo que de nuevo hizo que Rivas se viniera abajo. De hecho, tras ella «The Evil That Men Do» y «Running Free» quedaron algo deslucidas, aunque a esas alturas ya todo daba igual porque estábamos presenciando una de las descargas mas apoteósicas de Maiden en los últimos tiempos.

Desde luego, estas giras de grandes éxitos hacen las delicias del publico y Maiden han sabido sacarlas el máximo rendimiento, compaginándolas con las de presentación de sus álbumes más recientes de estudio, lo que hace que podamos disfrutar de distintas dimensiones del grupo en un equilibrio digno de mención. Así es que a ver con que nos sorprenden en el futuro, porque esta claro que Maiden aun tienen muchos cartuchos en la recamara y nos esperan otros muchos inolvidables momentos en su carrera. Up The Irons!

 GKhIuh-ObGJp8a1NbY0RE9Mo2ijGuB2vZvpGpiUu7j8

Y bueno, tras la descarga de Maiden, que dejo al personal mas que satisfecho en líneas generales, difícil lo tenían los siguientes. Por ello, la elección de ANTHRAX fue mas que acertada porque pocas bandas pueden retomar la intensidad de un festival después de algo tan grande como el «Maiden England 2013» de Maiden. Pero ya digo, Anthrax lo lograron, y de que forma. También es cierto que no se andaron con chiquitas, fueron a matar y tras la intro salieron al escenario con «Among The Living», «Caught In A Mosh» y «I Am The Law». Tonterías las justas. Con esos tres temazos cualquiera no levanta un concierto desde el minuto 1, máxime cuando además el grupo estaba en muy buena forma, especialmente Joey Belladona, que sorprendió a propios y a extraños. Menudo conciertazo se marco Joey, demostrando que es un frontman espectacular, y recordándonos a los mejores Anthrax de la historia. Además, el concierto de Anthrax estuvo salpicado de emotivos momentos, el primero con el homenaje a Dio y Dimebag Darrell mientras interpretan el tema «In The End». Todo el publico levanto los cuernos al unísono en homenaje a estos míticos personajes y fue realmente bonito. Y tras ello, atacaron ni mas ni menos que una versión del «T.N.T.» de AC/DC, una de las que incluyen en su reciente EP de versiones, y por supuesto un éxito seguro en sus conciertos. Y tampoco se olvidaron de seguir atacando con sus clásicos, haciendo una memorable interpretación del «Indians» y tras ella un asesino «Got The Time», versión de Joe Jackson incluida en el «Persistence Of Time», pero que a estas alturas ya es prácticamente suya. Conciertazo el de los de Nueva York, que siguió con «Fight ‘Em ‘Til You Can’t» y el recuerdo a su mítico «I’m The Man», aquel escarceo con el Hip Hop que tanta critica trajo en su día, y que tan bien ha sobrevivido al paso del tiempo, convirtiéndose en otro himno de la banda, un himno que fusionaron con otro himno de Slayer, el «Raining Blood», en homenaje al recientemente fallecido Jeff Hanneman. Sin duda otro de los momentazos de la noche, el grito que Scott Ian dedico a Jeff tras el cover de Slayer, y es que pocas bandas como Anthrax hacen este tipo de cosas tan desde el corazón. Bien por ellos, porque cosas como esta demuestra que son muy muy muy grandes. Y bueno, para terminar, puestos a no dejar títere con cabeza en su show, una impresionante versión del «Antisocial» de Trust, otro tema que no es suyo, pero que a estas alturas como si lo fuera. Otro temazo que puso el broche de oro a otra gran descarga del Sonisphere Spain 2013.

 27YzDN7rdtLgOE0yc1KIF3Ty0BTnjNNwC03Og8duRGc

Y tras la avalancha de Anthrax, la otra mitad del Big 4 que tocaba en Rivas, los MEGADETH de Dave Mustaine. Y bueno, pues otros que nos sorprendieron muy gratamente. En los conciertos de Megadeth siempre hay algo de incertidumbre, porque aunque nunca hacen un mal concierto, siempre hay que ver por donde le va a dar al Sr. Mustaine. Pues bien, aquí estuvimos de enhorabuena, porque otros que arrasaron desde que pisaron el escenario y de hecho yo observe a Mustaine mas simpático y cercano que nunca. Arrancaron con «Trust», ese temazo tan melódico que es ideal para arrancar sus conciertos. Tras el llego la caña y la rotundidad de los mejores Megadeth con «Hangar 18» y no se cortaron de marcarse un tema nuevo, el «Kingmaker», como tercer corte de la noche. Obviamente esta canción dejo un poco fría al personal, pero aun así se disfruto y se aprecio que va a ser otro gran tema de la banda. Tras ella vuelta a los clásicos con «She-Wolf» y «A Tout Le Monde», que sonó especialmente bien esta noche. De hecho fue la antesala perfecta del «Countdown To Extinction» y del «Sweating Bullets», dos temas que yo no me esperaba escuchar en su concierto de Rivas y que me sorprendieron muy gratamente. Ya que han estado inmersos en la gira 20 aniversario del «Countdown To Extinction», fue un bonito detalle, recordar aquellos tiempos, máxime cuando nos trajo a la memoria que la banda presento aquel disco en unos apoteósicos conciertos en España junto a Pantera, Gun y los propios Maiden en 1992. Y bueno, tras ella retomo otro tema nuevo, «Super Collider», el que da titulo al nuevo trabajo de la banda, antes de atacar la parte final del concierto con sus mejores y mas queridos cortes, el «Symphony Of Destruction» y el «Peace Sells». Solo falto que hubieran recuperado su mítico final uniendo el «Peace Sells» con la versión del «Anarchy In The U.K.» de los Pistols, pero bueno, aun así se pegaron el gustazo de hacer un bis porque no se podían ir de Rivas sin atronar la madrugada con el «Holy Wars… The Punishment Due» con el que pusieron el punto y final definitivo a su concierto. Breve, pero muy intenso, con unas pantallas que proyectaban imágenes muy certeras, demostrando que con elegancia y algo no demasiado complicado se puede ofrecer un fabuloso espectáculo. Aunque esta claro que el verdadero espectáculo en Megadeth siempre lo dan los músicos sobre el escenario, y hay que reconocer que la formación actual del grupo es de las mejores que han escudado a Mustaine a lo largo de su historia. Otro sobresaliente para ellos.

 pHtKKAIP6DRqZBjfju4Ail95bHh51et8z6wztawfvaY

Y el cierre del Sonisphere corría a cargo de AVANTASIA, aunque a las horas a las que salieron a actuar el frío se apoderaba del auditorio Miguel Rios de Rivas y mucha gente opto por irse a casa tras Megadeth. Aun así, los que aguantamos, pudimos ver una gran descarga del proyecto de Tobias Sammet, el líder de Edguy. Una banda de lujo con Sascha Paeth, Miro u Oliver Hartmann, y un gran elenco de vocalistas, ni mas ni menos que Bob Catley, Ronnie Atkins, Amanda Somerville, Michael Kiske o Eric Martin, se pasearon por las tablas para ofrecer un espectáculo digno de mención. Sin duda Tobias es un genio y lo demostró con lo bien que lleva al directo su particular proyecto Avantasia, que ya esta dejando en un segundo plano a sus queridos Edguy. Pero es que la grandeza de este proyecto gana enteros día a día, y con espectáculos como el que ofrecieron en el Sonisphere no es de extrañar. De hecho, hasta dejaron en un segundo plano su reciente «The Mystery Of Time», del que solo tocaron el tema «Spectres», para centrarse en los ya grandes clásicos de Avantasia, temas como

«The Scarecrow», «The Story Ain’t Over», «Reach Out For The Light», «Breaking Away», «Farewell», «Dying For An Angel», «Twisted Mind» o «Lost In Space». Sin duda un gran concierto, en el que los distintos vocalistas se iban intercambiando sobre el escenario, y en el que llego la apoteosis final con los bises, las grandiosas «Shelter From The Rain» con Catley y Kiske y sobre todo «Sign Of The Cross / The Seven Angels», donde todos los músicos y vocalistas se juntaron sobre el escenario y se marcaron un inolvidable final. Dejaron muchas ganas de más, y pensando en toda la noche, la verdad es que hubiera estado bien que Avantasia hubieran tocado en el puesto de Ghost, porque sin duda el dinamismo de su concierto hubiera dado bastante más de si para esperar a Maiden y la gente lo hubiera disfrutado mucho más. Pero bueno, habrá tiempo de disfrutar de Avantasia en el futuro, porque este proyecto va para largo y el propio Sammet prometió que el espectáculo completo volverá a España próximamente, así es que le tomamos la palabra y esperamos que esto suceda lo más pronto posible.

 rWZLpFNx8YpDchCCAbl-8dxQNGBr0yH_vnfEbLycoyY

Y bueno, con sus altibajos y con sus mejores y peores momentos, creo que podemos calificar con un notable muy alto la edición 2013 del Sonisphere. Una gran velada metálica y ya quedamos con muchas ganas de que la historia se repita en 2014! Ya queda menos!

Iván Ortega.

Fotos: Tom Hagen.

Relacionados

spot_img
spot_img

Últimas Noticias