29 noviembre 2022

Entrevista a ATLAS presentando ‘Contra Viento Y Marea’

Por si alguien aún no lo sabía, Atlas es el grupo formado por Manolo Arias (Niágara, Ñu, Muro, Bella Bestia), Ángel Arias (Niágara, Barón Rojo, Goliath, Tritón), José Martos (Niágara, Barón Rojo, Tritón) e Ignacio Prieto (Reina de Corazones, Eden Lost), y cuando aún estábamos disfrutando del disco «Atlas», el homónimo álbum de debut del grupo, llega a nuestras manos como un relámpago «Contra Viento Y Marea», el segundo larga duración de la banda española de Hard Rock con más futuro de la actualidad. Así es que no perdimos la oportunidad de que el mismo grupo nos hablara del disco y de la fulgurante carrera de Atlas y esto fue lo que su guitarrista, Manolo Arias, nos contó…

¿Qué tal funcionó el primer disco?

Pues ha funcionado muy bien dadas las  circunstancias y con la que está cayendo.

¿Y la respuesta del público hacia el grupo?

Increíble. La respuestas ha sido muy buena teniendo en cuenta que no es precisamente un tipo de música muy popular.

¿Pensabais que obtendríais tan buena respuesta en tan poco tiempo?

No nos lo esperábamos. La idea es ir poco a poco, pero sí que es cierto que ha sido todo un tanto fulgurante. Tampoco es que la gente se haya vuelto loca y llenemos allí por donde tocamos, pero sí que ha ido todo un tanto rápido.

¿Cómo definiríais vuestro estilo en la actualidad? No por las etiquetas, pero sí que nos dierais vuestra propia visión del mismo…

Hard Rock, simple y llanamente.

¿Dónde y cuándo preparasteis y grabasteis este nuevo disco?

El disco nuevo se empezó a gestar casi cuando el primero salió a la calle. Igual que para el tercero empieza ya a haber temas. El disco se empezó a grabar en Septiembre del 2009 y nos lo tomamos con calma por que el mastering que fue el último paso se hizo en Febrero.

¿Y la masterizacion con Mika Jussila en los Finnvox de Finlandia?

Jussila es un crack. Es un tipo con un currículum impresionante y con toda la experiencia del mundo, lo cual es una garantía. Si a eso sumas que es más barato que hacerlo en España…

¿Qué fue lo más difícil de la grabación del «Contra Viento Y Marea»?

Al final todo es susceptible de que pueda dar  problemas, pero siempre lo más complicado es la batería, por la gran cantidad de micrófonos y la voz porque es un instrumento muy físico y muy frágil.

¿Habéis quedado satisfechos con el resultado del disco?

Sí, definitivamente sí. Es cierto que cuando has dejado pasar un tiempo y lo vuelves a escuchar piensas que lo harías de otra forma, pero lo importante es el momento en el que lo haces ya las sensaciones que te da.

¿Cuál es vuestra canción favorita del disco?

Todas. Es muy difícil decantarte por una o por otra.

¿Por qué no ha habido colaboraciones?

Es algo que no nos hemos planteado. Personalmente pienso que si hay alguna colaboración tiene que ser de alguien muy importante, o que, musicalmente, aporte algo diferente.

¿De qué hablan vuestras letras?

Pues del día a día. Cosas de actualidad. Del amor y del desamor, de la amistad, del «carpe diem». También hay alguna ida de pinza como «Odisea», pero si tienes en cuenta que Ignacio es historiador, pues le encuentras sentido.

¿Y el título de «Contra Viento Y Marea» para el álbum por qué?

Evidentemente, es algo con doble sentido. Es algo así como, hemos venido a quedarnos y no nos importa como esté la situación o las zancadillas que nos puedan poner.

Háblanos del artwork del disco. ¿Cómo surgió?

Ha sido una mezcla de ideas nuestras y del diseñador Aarón Pérez, que se lo ha currado. Hay gente que nos ha comentado que es tal vez un poco oscura y siniestra, un poco alejada de la música que hacemos, pero bueno, nos gustan los contrastes.

¿Qué tal con vuestro sello, DFX Records?

Mal. Al final se ha quedado en que sólo lo van a distribuir, pero la relación, aunque no ha habido tiros, no ha sido muy buena, porque nos hemos sentido engañados. Esto es un aviso a navegantes.

¿Qué tal lo de talonear a bandas como Europe o Gotthard?

Increíble. El trato, la profesionalidad, el saber estar. Sinceramente no tengo palabras, porque se portaron maravillosamente con nosotros. Con Europe incluso, en Barcelona, Joey Tempest preguntó que por qué no tocábamos. La gente de producción le explicó que sólo habíamos podido tocar en Madrid por problemas de agenda y el tío nos felicitó. Además, por lo que nos comentaron, estuvo en el escenario escondido en una esquina viendo nuestra actuación. Y con Gotthard tres cuartas de lo mismo. Fueron unas experiencias imborrables.

¿Qué tal vais de actuaciones ahora mismo?

Pues como casi todo el mundo, mal. La situación en general es la que es y afecta a todo y a todos.

¿Cambia mucho el sonido de la banda del disco al directo?

El directo siempre es más crudo. En el disco puedes cuidar más lo detalles y los matices. En directo lo que buscas, dentro de un orden, es ir como una apisonadora a 200km/h.

Estáis en el Leyendas Del Rock y en alguno más, ¿pero realmente os gusta tocar este año en los numerosos festivales que se montan en estos momentos o preferís las salas?

Los festivales tienen una ventaja fundamental con respecto a las salas y es que te puede ver gran número de gente. Y la ventaja de las salas con respecto a los festivales es que la comunicación con el público es más cercana, pero al final nos sentimos igual de cómodos. Lo importante es poder tocar aunque sea encima de un ladrillo.

¿Os gustaría empezar a tocar el mercado internacional?

Sí, por qué no. Nosotros no cerramos ninguna puerta y si existe la posibilidad de tocar fuera la vamos a aprovechar.

¿Cuáles son vuestros planes a partir de ahora?

Tocar todo lo que podamos, para darnos a conocer y dar a conocer nuestros dos discos.

¿Qué os gustaría lograr con este último trabajo?

Lo que nos gustaría es que el público, en general, prestara un poco de atención a este tipo de música que, como te comente anteriormente, no es muy popular en este país.

Ya que nosotros somos una revista de Internet… ¿Qué opináis de Internet?

Difícil cuestión. Yo defino a Internet como territorio comanche. Es un arma de doble filo. Es un medio inmediato y por el que se puede llegar a todo el mundo. Se puede llegar a gente que de otra forma no tendría noticias de ti. Pero también es cierto que es tal la cantidad de información que hay que es literalmente imposible asimilarla toda, por lo que al final hay una saturación brutal.

¿Y de la piratería y las descargas ilegales?

Creo que la piratería no nos afecta demasiado porque el rock, en general, no les es rentable ni a los manteros. Las descargas si nos pueden afectar porque ahora, al no haber compañías que apuesten por los grupos, son los grupos los que se tienen que pagar todo, entrampándose hasta las cejas en algunos casos, y en muchas ocasiones no venden ni para cubrir con lo cual no van a poder hacer otro disco. En fin es un tema delicado y que hiere sensibilidades y susceptibilidades.

¿Un poco hartos de que continuamente se os compare con Niágara?

No, para nada. Niágara es parte de nuestro pasado y es nuestro legado a la historia del rock español, y estamos orgullosísimos de ello.

¿Y de alguna actuación o algo relacionado con Niágara hay que olvidarse definitivamente?

Nunca digas nunca jamás, pero es algo complicado. Además ahora mismo lo que nos importa es Atlas. El pasado fue bonito y estuvo  bien, pero no puedes vivir eternamente en él. Tienes que vivir el presente mirando al futuro.

Muchísimas gracias y si queréis añadir algo más para los lectores de Rock Circus…

Pues mandar un abrazo muy fuerte a todos los lectores, y que nos vemos en la carretera.

IVAN ORTEGA

Relacionados

spot_img
spot_img

Últimas Noticias