29 mayo 2024

Festival Rock Machina 2002 (Moncofa, Castellón) – 26-27/07/2002

Desconocemos si fue por la celebración quince días antes del Festival Lorca Rock, por la variedad estilística que este año ofrecía el Rock Machina, o por la importante emigración española que cada vez  en mayor medida se produce al alemán festival de Wacken, pero lo cierto es que este año la tercera edición del popular festival de Moncofa registró una menor afluencia de publico que el año anterior aunque aun así el nivel de publico fue mas que aceptable.

De todos modos, y sinceramente, el equipo de Rock Circus desplazado a Castellón agradeció enormemente el cartel ya que, aunque a priori la oferta era de menor envergadura que el año anterior, lo cierto es que era todo un placer poder disfrutar del Hardcore de los Suicidal, del Rock’n’roll de toda la vida de Loaded, de las nuevas tendencias de Blood, del Death de Avulsed o del Hard Rock de Shakra…, por aquello de que no solo de Heavy Metal vive el hombre. Sinceramente, y es una opinión personal, me encanta que el Machina sea un festival de Metal, pero en el mas amplio sentido de este termino, no centrándolo solo en un Festival de Heavy Metal. Y aunque sé que mi opinión no es compartida por la gran mayoría del publico que se suele dar cita en Moncofa, los organizadores han acertado plenamente en ese sentido aunque les haya costado perder un tanto el status conseguido en las dos ediciones anteriores.

En cualquier caso el festival se desarrollo de una forma ejemplar, sin ningún tipo de contratiempos, cumpliendo el horario previsto y con numerosas mejoras con respecto a la edición del 2001. En esta ocasión no falto ni comida ni bebida y se dieron toda clase de facilidades para cumplir nuestro cometido. Lo de la zona de acampada, eso sí, tiene que mejorarse aún, y aunque personalmente no lo sufrí, el publico sigue demandado una mayor cercanía, subsanada eso si por autobuses que hicieron mas llevadero el trayecto a mas de uno. Y bueno, aspectos formales aparte, iremos centrándonos en la música, lo verdaderamente importante del Rock Machina.

El viernes fue un día bastante extraño ya que por los obligatorios atascos que se forman los viernes a la salida de Madrid nos vimos avocados a llegar algo tarde y perdernos a los primeros grupos que se pasearon por el escenario del Machina. Así la primera banda de la que pudimos disfrutar fue DARK MOOR, rescatados a ultima hora para sustituir a Sinergy que no tocaron por incumplimiento de contrato ya que la organización del Rock Machina exige exclusividad en el territorio nacional y la banda de Kimberly Goss se empeño en tocar, quince días antes, en el festival Soria Rock, lo que supuso la caída automática de su participación en el Machina. Una lastima porque nos hubiera gustado verles, pero Dark Moor hicieron un buen concierto donde se vio a una pletórica Elisa y donde seleccionaron un gran repertorio con temas como «Somewhere In Dreams», «Silver Lake» o un medley de temas de Queen.

Posteriormente llegaría LOADED otra de las sorpresas del festival. No encajaban mucho en el cartel, pero su reciente fichaje por Locomotive fue la excusa perfecta para que no faltaran en Moncofa. Y como dije al principio, fue todo un placer escuchar un Rock’n’roll tan básico entre tanta ampulosidad musical. Liderados, como todo el mundo sabrá ya a estas alturas, por el ex –Gun’n’Roses Duff Mckagan, la banda derrochó un muy buen hacer sobre las tablas a pesar de su falta de rodaje. Su repertorio se centro en su disco de debut, «Dark Days», así como alguna que otra concesión al pasado de Duff con los covers del «Raw Power» de los Stooges y del «Attitude» de los Misfits que ya grabara con Guns’n’Roses. Y por supuesto no podía faltar el recuerdo para las pistolas y las rosas que llego de la mano de «It’s So Easy».

Después de Loaded aparecieron por el escenario ELEGY. Siempre resulta todo un placer ver en vivo a un gran vocalista como Ian Parry o a un excelente guitarrista como Patrick Rondat, pero aun así su posición era demasiado buena para la popularidad que tienen en nuestro país. Su concierto fue bueno pero tampoco obtuvo una respuesta explosiva del personal. Quizás a partir de esta descarga mucha mas gente se interese por ellos.

Tras Elegy el turno fue para MOONSPELL que cuajaron uno de los mejores shows del Rock Machina a pesar de que la banda tampoco era, a priori, de las mas esperadas. La noche acompaño a realzar su show y Fernando Ribeiro demostró que es todo un frontman excelente. Interpretaron temas de todas sus épocas y no se limitaron a fusilar su reciente «Darkness And Hope». Así sonaron grandes canciones como «Wolfshade», «Abysmo», «Magdalene», «Alma Mater», «Mephisto», «Angelizer», «Devilred», «Nocturna» y la mención especial para el sensacional «Opium». Desde luego mucho mejores que la ultima oportunidad que tuve de verles, cuando descargaron en la madrileña sala Caracol teloneados por Kreator y Witchery.

SUICIDAL TENDENCIES, los penúltimos de la noche, sin duda fueron uno de los grupos de los que más se hablo en el Machina y desgraciadamente no por su buen concierto. La gente criticó enormemente su inclusión en el festival y sobre todo su excelente posición en el cartel. Y comprendo las opiniones, pero aquí conviene recordar que aunque es completamente cierto que Suicidal han perdido mucho en los últimos años, han sido una banda importantísima que a principios de los noventa revoluciono el mundo del Hardcore con su particular mezcla de Hardcore y Metal. Fueron los que pusieron de moda la ropa deportiva en los escenarios y de sus filas salió Robert Trujillo, actual bajista de Ozzy Osbourne. Y encima siempre es todo un placer poder ver sobre un escenario a un personaje tan carismático como Mike Muir todo un huracán en cada actuación. Por todo ello y por otra muchas razones Suicidal deberían haber gozado de un  mayor respeto, máxime con la potentísima actuación que cuajaron, repleta de clásicos como «Send Me Your Money», «Tu Casa Es Mi Casa», «I Saw Your Mommy», «Fascist Pig» o las increíbles «War Inside My Head» y «You Can’t Bring Me Down». Realmente buenos y una lastima que no gozaran de una mayor atención por parte del respetable.

Y para cerrar la primera noche del festival los americanos SAVATAGE, un grupo con una calidad tremenda, pero que en nuestro país no ha calado demasiado hondo por lo que su posición de liderazgo en la noche del viernes no se veía demasiado clara. Aun así la banda salió a por todas y cuajaron un buen concierto que mucha gente califico como el mejor del Machina. Un gran despliegue de luces, a pesar del apagón que sufrieron en la segunda canción y muchos clásicos como «Commisar«, «Of Rage And War«, «Edge Of Thorns», «Wake Of Magallan«, «Dead Winter Dead«, «Sirens« , «Strange Wings«, «Gutter Ballet«, «Power Of The Night« o «Hall Of The Mountain King«. Destacar especialmente la labor de su guitarrista Zack Stevens y como nota curiosa decir que el guitarrista de Savatage para la ocasión fue ni más ni menos que Jeff Waters de Annihilator que lo hizo muy bien en su papel de sustituto del ocupado Al Pitrelli. En definitiva un buen concierto antes de que nos retiráramos a descansar al hotel.

El sábado 28 arranco con Blood a los cuales tampoco pudimos ver por lo temprana de su actuación después del palizón del día anterior. Pero si que nos dimos cita puntualmente en el Machina para presenciar la actuación de la formación SHAKRA, una de las más interesantes ya que en otras condiciones seria casi imposible poder verles en nuestro país. Su ultimo disco «Power Ride» ha calado muy hondo en la redacción de Rock Circus y su espléndido Hard Rock tenia que ser explosivo en vivo. Desgraciadamente no fue tan espectacular  como creíamos aunque de todos modos cuajaron un gran concierto. Y la razón de que no fuera explosivo estuvo completamente justificada ya que recientemente la banda ha cambiado de vocalista y eso deslució algo el espectáculo. Aun así temas como «Get It All Out» sonaron de muerte y el guitarrista Thomas Muster se descubrió como el autentico líder del grupo. Lo cierto es que en cuanto el nuevo vocalista, Mark Fox, espabile un poquito tienen que dar conciertos acojonantes, porque además, su tono de voz es muy parecido al anterior y ese es uno de los principales atractivos de Shakra.

Después de Shakra le toco el turno a los madrileños AVULSED. Y ya era hora de que hubiera Brutal Death en el Machina por lo que a pesar de los desafortunados comentarios con los que Dave Rotten comenzó la actuación, fue todo un placer disfrutar de la caña mas bestia del Machina a través de los siete cortes clásicos que la banda interpreto como por ejemplo «Exorcismo Vaginal». Como nota curiosa decir que su guitarrista tuvo que tocar escayolado de una pierna y que se hicieron una guapa versión del «Inner Self» de Sepultura, así como un tema nuevo que grabaran en breve. Convencieron y demostraron que existe un lugar en el Machina para la música más brutal. Ahora a grabar un buen nuevo disco!

A eso de las 16:00 horas les llego el turno a BRAINSTORM. Ya se habían dado una vuelta por nuestro país hace algunos meses abriendo para Grave Digger y la verdad es que aquel Tour les proporciono una multitud bastante importante de acólitos que estaban deseando ver a la banda en vivo. Y lo cierto es que no defraudaron ofreciendo una cañera descarga, repleta de movilidad por parte de todos los miembros, y destilando importantes dosis de contundente Heavy Metal. Sin duda se lo curran y seguro que después del Machina sus seguidores en nuestro país habrán aumentado.

Ante la descarga de TRISTANIA la gente ya no sabia como sobrevivir al sofocante calor que hacia en el campo de fútbol donde se celebraba el Machina. Quizás por ello Tristania no gustaron tanto como otras bandas. Su música es para disfrutarla de una forma más tranquila, con la atmósfera que puede crearse dentro de un club o incluso si hubieran tocado por la noche. Por ello me parecieron que estaban fuera de sitio y aunque lo intentaron, especialmente el cantante, fue una de las actuaciones que menos me gustaron de todo el festival a pesar de que algunas canciones como «Tender Trip On Earth» y «Crushed Dreams» no estuvieron del todo mal.

Lo de ANNIHILATOR, sin embargo, fue otra cosa. La banda salió a por todas y se llevaron al publico de calle. De hecho me sorprendieron mas que gratamente ya que la ultima vez en la que tuve oportunidad de verles fue junto a Overkill en la madrileña sala Caracol y aquella descarga de Annihilator me dejo bastante frío. Sin embargo aquí parecía otra banda y aunque el cambio de cantante se ha notado (Joe Comeau, quien antes fuera guitarrista de Overkill, lo borda!), todo el combo, incluido el propio Jeff Waters, estaban mejor que nunca. Así nos ofrecieron temazos como «King Of The Kill», «Set The World On Fire» o «Alice In Hell», dentro de una actuación en la que no falto la fuerza y la intensidad ni por un solo instante. De hecho con una actuación así merecieron una posición más destacada. Y como nota curiosa decir que el propio Duff de Loaded presencio la actuación desde un lado del escenario, para después, cuando tuvimos oportunidad de entrevistarle, comentarnos que le habían encantado y que le parecían una banda brutal. Curioso, curioso!

Tras la potentísima descarga de Annihilator ANGRA lo tenían verdaderamente difícil. Pero los brasileños solventaron la papeleta con otra gran actuación. La nueva formación se ve que ya esta rodada y la verdad es que el nuevo vocalista, Edu Falaschi, cada vez se defiende mejor lo que hace que el publico se vaya olvidando del Andre Matos de Angra y siga disfrutando igual con grandes temas como «Nova Era», «Angels Cry», «Acid Rain», «Hunters & Prey», «Nothing To Say» o «Carry On». Un notable para la banda con sus dos lideres, Kiko Loureiro y Rafael Bittencourt dándolo todo y la verdad es que convencieron bastante mas que en su reciente gira española.

Cuando la tarde acababa y la noche iba cayendo sobre el recinto del Machina le llego el turno a los TIAMAT. La verdad es que no están en sus mejores momentos musicales y eso se noto ya que la respuesta del respetable no fue tan grande como la que habían tenido otros grupos ese mismo día. La propuesta de Tiamat es demasiado personal y quizás el horario era demasiado bueno para un grupo que en nuestro país no ha alcanzado nunca unas grandes cuotas de popularidad. Aun así hay que reconocer que lo que hicieron lo hicieron bien. Johan Endlund es todo un espectáculo y merece la pena verle, solo que quizás el Machina no es el mejor lugar para poder disfrutar de un concierto del grupo aunque permita ver sorpresas como la colaboración de la cantante de Tristania.

Después de Tiamat llegaban los alemanes SODOM, otra banda que gozaba de un horario excelente no demasiado adecuado para su popularidad en nuestro país. Aun así no es un grupo que se pasee demasiado por estas tierras y la curiosidad hizo que mucha gente prestara atención a su descarga, máxime cuando nadie podía ser ajeno a la potencia que descargaron en comparación con la atmosférica y melancólica propuesta de Tiamat. Por ello la gente disfruto ya que Tom Angelripper y sus chicos ofrecieron un show muy potente, repleto de clásicos y con muchísima energía de principio a fin. No en vano han sido una de las grandes leyendas del Thrash germano junto a bandas como Kreator, Tankard o Destruction y poderles ver en directo es todo un placer. Además hicieron un repertorio de lujo con temazos como «Agent Orange», «Remember The Fallen», «Ausgebomb», «Amon the Weirdcong», «M-16», «Outbreak Of Evil», «Blasphemer», «Witching Metal» y se marcaron una curiosa versión del «Ace Of Spades» de Motorhead que puso la guinda a una compacta y sólida descarga.

Y cuando el Machina ya estaba llegando a su fin les llegaba el turno a los cabezas indiscutibles del cartel. RAGE fueron los primeros encargados de ir acabando con la fiesta y cumplieron. De todos modos tampoco hicieron la mejor descarga de su vida, quizás por la falta de rodaje ya que la banda esta comenzando en estos momentos con las presentaciones en vivo de reciente «Unity». Y encima en un festival, donde las condiciones para actuar suelen ser peores que en una sala. Por todo ello la descarga fue correcta aunque suponemos que cuando vengan acompañados de Primal Fear ofrecerán conciertos más compactos y completos. De todos modos hay que resaltar la labor de Peavy, que aunque cada vez esta más grande, tiene mas movilidad que nunca y se dejo la piel en el escenario. Por supuesto Victor Smolski y Mike Terrana nunca harán un mal concierto, pero no se les vio tan motivados como en otras ocasiones. Y no dejaremos de citar lo bien que lo pasamos con temazos como «All I Want», «Down», «Set This World On Fire», «Dies Irae», «Don´t Fear The Winter», «The Devil On The Wall», «From The Cradle To The Grave» o la imprescindible «Higher Than The Sky High».

Para terminar BRUCE DICKINSON puso la guinda del festival cuajando una actuación digna de un cabeza de cartel. De hecho su confirmación en el ultimo momento salvo muchos aspectos de este festival por lo que si su actuación no hubiera sido lo que siempre se espera de él, mas de uno se hubiera ido algo desencantado. En cualquier caso cumplió y con creces ya que como me comento un buen amigo Bruce cada vez canta mejor y cada vez le echa mas ganas, a pesar de que fuera del escenario cada vez se  muestre menos integrado con todo lo que rodea al mundo del Metal. Pero bueno, aspectos extramusicales aparte, hay que decir que la banda que le rodea no es la mejor que podía llevar. Cumplen su papel a la perfección y de hecho cuenta con grandes músicos como Pete Freezin o Alex Dickson, pero cuando Bruce desaparece del escenario demuestran grandes carencias en cuanto a su puesta en escena y en su dominio del concierto. A lo mejor es que estamos acostumbrados a que detrás de Bruce siempre estén músicos de la talla de Adrian Smith, Steve Harris, Nicko McBrain, Janick Gers, Dave Murray o en su defecto un Roy Z que lo hacia muy bien cuando acompañaba a Bruce en vivo, pero la verdad es que esa es la impresión que nos llevamos en el concierto y por supuesto no podemos omitirla aquí. Máxime cuando en el fondo todos las miradas se centran en Bruce, en su carisma y en su buen hacer, independientemente de lo poco que cuida últimamente su vestuario. Pero como lo importante es la música es prácticamente imposible resistirse a temazos de su carrera en solitario como «Silver Wings», «Broken», «Accident Of Birth», «The Tower», «Tears Of The Dragon», «Laughing In The Hiding Bush», «Tattoed Millionaire» o imprescindibles clásicos de la doncella como «Revelations», «Bring Your Daughter To The Slaughter», «The Prisioner» o el inconmensurable final de «Powerslave».

Definitivamente lo pasamos bien en Castellón donde realmente hubo de todo. El año que viene nos volvemos a ver en la cuarta edición!!!

IVÁN ORTEGA

Relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias