15 abril 2024

Entrevista a Biohazard presentando ‘Uncivilization’

La banda neoyorquina vuelve a dar caña con la publicación de su nuevo álbum, «Uncivilitation». Tan sólo viendo un título tan contundente como éste, puedes tener la garantía de que los de Brooklyn siguen en su línea de dureza musical y letras reivindicativas. Ante toda esta nueva oleada de bandas de Nu–Metal, Biohazard se reivindican con mucha razón como pioneros del género. Pero si quieres saber más sobre ellos, su nuevo disco y otras circunstancias que rodean al grupo, no tienes más que leerte todo lo que sigue a continuación que es, ni mas ni menos, que lo que nos contó Evan Seinfeld en una reciente visita a nuestra ciudad..

Para toda banda, lo más difícil es sacar un nuevo disco y no repetirse. Este disco a mí me da un punto de referencia más allá de lo que habéis venido haciendo, sigue esa rabia Hardcore pero también hay otro tipo de atmósferas, en un buen momento al tener esa libertad de poder producirse y hacer lo que os da la gana.

Sí, mucha gente que ha escuchado el disco ha pensado lo mismo, hay mucha rabia, pero también mucha libertad. Experimentamos mucho con la afinación de guitarras, con otros sonidos y con cosas más oscuras. No teníamos a nadie que nos dictara unas reglas. La rabia puede ser inspiración en cualquier momento. Pensamos que es el mejor disco que hemos grabado hasta ahora, el más agresivo. No creemos que nos ocurra lo mismo que nos pasó con Mercury o con Warner, ahora estamos nosotros solos. Con toda esa fiebre de Nu – Metal por todas partes, nosotros, que prácticamente somos pioneros, hemos hecho un disco muy actual y que seguro flipará a todos los chavales que escuchan a Korn, Deftones o Linkin’ Park.

En ese sentido, ¿no os habéis sentido infravalorados comercialmente, pues lleváis trece años haciendo este rollo, y veis que grupos como estos llegan de nuevos y arrasan?

Realmente no esperamos vender tanto como estos grupos que están surgiendo ahora, que son más bien Rap Metal, pero no tienen una base Hardcore tan fuerte como nosotros. Nos gustan, pero ellos tienen esa habilidad para vender porque su contenido es mucho más suave. Nosotros somos más desagradables, nuestras letras tratan de la realidad, las guerras, los fallos de la economía mundial, el Sida, las drogas, la muerte, cuestiones raciales, etc… No nos sentimos infravalorados en absoluto, nuestro sonido fue de una generación totalmente natural, sin embargo estos grupos están como buscando un sonido. En Brooklyn hubo siempre una mezcla de géneros, estaba el Heavy Metal, el Rap, el Hardcore, el Punk, y nosotros escuchábamos de todo eso. El público metalero pensaba que éramos Hardcore, los del Hardcore pensaban que Rap, los del Rap pensaban que éramos metaleros, por lo que no había nadie que nos firmara un contrato. Nos parece gracioso que ahora que aparece el término Nu – Metal a todo el mundo le parece muy incómodo encasillarnos en ese género que llevamos haciendo trece años. Lo que nosotros queremos es cantar sobre la injusticia social, cantar sobre la ‘incivilización’.

¿Se podría decir que habéis hecho una exaltación de la palabra como una forma de lucha, una forma de compromiso con el tiempo en el que vivís?

En este disco no hemos incluido las letras en el libreto, pero las hemos subido a nuestra página web y las vamos a traducir a todos los idiomas que puedan ser. Pero tampoco los fans se deben tomar las letras tan en serio, incluso con un riff de guitarra, con la música, puedes tener un sentimiento, puedes sentir la rabia. Para nosotros la música es totalmente terapéutica, puedo estar preocupado por muchas cosas, pero al subir al escenario todos mis problemas me parecen enanos. Consideramos nuestras actuaciones como ceremonias urbanas tribales.

¿Habéis recurrido al sonido analógico, como están haciendo muchos grupos, para lograr un sonido más crudo y duro? Háblanos también de la producción, hecha por vosotros mismos.

Sí, la batería se grabó en analógico, además con una mesa antigua. Luego cogimos la cinta de batería, la llevamos al estudio, donde tenemos muchos aparatos antiguos, como compresores antiguos. La guitarra y las voces se grabaron con digital, pero luego cogimos todo, lo pasamos a cinta y lo mezclamos en lo que es una mesa tradicional. La diferencia entre una guitarra en digital o analógico no la puedes apreciar, si se hace bien. Queríamos que tuviera un sonido de vieja escuela, que sonara orgánico. Al no tener ninguna influencia de fuera, de nadie que nos diga lo que hacer, sabemos perfectamente cómo queremos que suene cada uno de nuestros instrumentos. Aunque componemos todos, el que ha escrito la canción en concreto se convertía como en el productor ejecutivo de esa canción, y aunque todas las ideas eran bienvenidas, él tenía la decisión final sobre ese tema.

¿De dónde surge la idea de idea de la portada, en la que vemos chavales de las juventudes hitlerianas?

Cuando terminamos el disco, no teníamos nombre para el título, y fue lo típico de despertarte en medio de la noche y que te venga el título, «Uncivilitation». Teníamos que encontrar la imagen perfecta que se acoplara con ese título, buscamos en archivos de fotos, y encontramos esta de las juventudes hitlerianas. es como si a los niños les hubieran robado su inocencia, en una sociedad enferma, algo que ha ocurrido no hace mucho. Nosotros creemos en lo que son los niños del futuro, aquellos que escuchan música no conformista, estos serán los futuros líderes de mañana. Sabíamos que con una portada así íbamos a llamar la atención de la gente, y que ésta se interesara por lo que hay dentro.

Háblanos más en profundidad de las canciones que se incluyen en vuestro nuevo disco, «Uncivilitation».

Lo que tenemos que ofrecer a la gente aparte de la música o del sentimiento de unidad de nuestros conciertos, son las letras. En el disco, «Unified» es una especie de llamada a las armas, para que la gente se una y abra sus mentes, se desprenda de todo lo que es el materialismo, y exalte la amistad a través de la música. Nosotros tenemos un compromiso como banda, un compromiso con nuestros fans. El primer tema del disco se llama «Sellout» y va de nuestra relación con la música, por muchas cosas que te puedan pasar a lo largo de tu vida, nunca puedes comprometer tu integridad ni venderte, ni puedes modificar tu sonido para vender más discos. Somos gente real, la música fue lo que nos salvó de una adolescencia problemática, de drogas, violencia, bandas, etc… Todas las canciones lo que hacen es pintar cuadros de la sociedad enfermiza, hablan de corrupción, de los gobiernos, la industria musical, básicamente la ‘incivilización’. Por ejemplo «HFFK» es Hate, Fight, Fuck, Kill, y la gente que lo escuche creerá que estamos pensando en eso, pero lo que pensamos es apartar todo ese tipo de mensajes de la juventud. «Last Man Standing», el single, es una canción que repite un lema que está en todos nuestros discos, lucha por lo que crees, cree en el futuro de la juventud.

Me gustaría que me aclararás hasta que punto el disco «Tales From The B-Sides» era un álbum oficial de la banda, aunque salió por un sello pequeño. ¿Estuvisteis totalmente involucrados en el proceso de elaboración?

Fue una pesadilla. Teníamos un montón de ideas fantásticas de que nosotros lo íbamos a hacer todo, que íbamos a ser nuestros propios managers, íbamos a tener nuestro propio sello. Encontramos un sello que podía prensar y distribuir los discos, pero no pensamos que esto podía ser un lanzamiento real en sí, sino era algo como un puente de tiempo entre un álbum y otro, para satisfacer a nuestros fans más aguerridos. Nuestra idea inicial era sólo venderlo a través del club de fans, y luego firmar un contrato de distribución. finalmente no se llevó a cabo, y originalmente se hicieron quinientas copias. Todo lo que veáis en las revistas será una copia pirata, estamos en contacto con un abogado para encontrar a la gente que se dedica a hacer estas copias y matarlos. Nos sorprende mucho la audacia de la gente para robarte algo y venderlo.

Siguiendo con esto, ¿cómo veis el tema de la piratería en Internet?

Ojalá la música y el intercambio musical pudiera ser gratuito, ojalá pudiéramos ofrecer nuestra música gratis a todo el mundo, pero lo que pasa es que las bandas tienen que vivir. En teoría la idea de Napster es cojonuda, pues es intercambio de música gratis. Pero lo que pasa es que hay un tío que se está haciendo rico explotando todo eso, está robando dinero, está aceptando banners en su página y se está quedando con el dinero, cuando debería pagar a las bandas un porcentaje. Al ser un medio nuevo, las leyes no están muy reconocidas, es todo muy ambiguo. Biohazard al ser una banda underground sabe que tiene un montón de fans muy leales que se van a comprar el disco, y si no, van a ir al concierto. Pero a una banda inmensa como Metallica les está haciendo mucho daño. Y no es justo que alguien se esté haciendo rico a su costa.

¿Por qué para la prensa sólo han salido dos temas completos y el resto fragmentados?. ¿Es por el tema de la piratería?

En parte sí es por la piratería, pues una vez que repartes discos promocionales, al día siguiente están en Napster enteros. Queremos lanzar el disco propiamente dicho, y por eso no ponemos la longitud completa. Si después de lanzarlo, alguien lo quiere subir a Napster, pues estupendo. Otra de las razones es que todavía no hemos firmado contrato en Estados Unidos, queremos protegernos contra importaciones y cosas de éstas, pues tras trece años en el negocio, sabemos un poco cuidarnos el culo.

¿Ha habido negociaciones con Sanctuary?

Sí, probablemente salga con Sanctuary en Estados Unidos.

Háblanos de las colaboraciones que hay en este nuevo álbum.

Siempre hemos tenido idea de contar con gente que colaborase con nosotros, desde el primer disco, en el que quisimos utilizar algunos rapers, pero al final no funcionó. Hemos colaborado con Cypress Hill, y en «New World Disorder», en el último tema tuvimos un montón de gente invitada, pero todos a cañón. Es algo natural, que siempre hemos hablado, sobre todo cuando estás de gira con alguien. Con «Last Man Standing», pasa que somos muy colegas de Cypress Hill, daba la casualidad de que estábamos tocando, vino a buscarnos, la grabamos y quedó de puta madre. También aparece en otra Phil Anselmo, de Pantera, cogimos un avión para Florida, nos plantamos en el camerino, le pusimos la canción y el tío cantó. «Unified» es como una especie de himno Hardcore, de unidad, y lo más lógico era hablar con Roger de Agnostic Front, que vive a menos de una milla de mi casa, le llamé y se acercó. Toda es gente con la que hemos compartido giras, pero la idea general es que son amigos nuestros, como Slipknot, Sepultura, etc… Luego también tuvimos luego un montón de llamadas, de gente como Disturbed, Deftones, Papa Roach, pero el disco ya estaba terminado. Ahora que tenemos nosotros un estudio, intentamos no seguir la mecánica de gira, parón, disco, parón, gira…, sino empezar a preparar y grabar canciones mientras estemos de gira. Y una vez terminada la gira, tomarnos un descansillo para mezclarlo, y disco nuevo.

¿Es cierto que en Festimad tocaron la segunda noche gratis, pues se corrió ese rumor?

Justamente el día que falló Limp Bizkit, nosotros teníamos un día libre y dijimos de quedarnos por aquí. Estábamos en el hotel comiendo, preparándonos para ver a Limp Bizkit, cuando nos llama el promotor y nos dice lo de la cancelación de su concierto y nos pidió que si queríamos tocar, a lo que respondimos que sí. No cobramos lo que es cobrar un caché, sino lo mínimo para pagar a los roadies. Nos encanta tocar, si nos lo ofrecen, ¿por qué no?. No entiendo muy bien la postura de Limp Bizkit, a nosotros el concierto nos salió incluso mejor que la primera noche. La gente estaba muy agradecida y se estaban volviendo locos. Nos encanta tocar en países latinos, como España, porque somos muy apasionados. Además tocamos porque no queríamos que hubiera una revuelta, que la gente se cabreara y lo destrozara todo.

¿Hasta qué punto está integrado el nuevo guitarrista en la banda?

Es un amigo mío que ha tocado algunas partes de guitarra en el disco, pero no es un miembro de la banda. Tuvo un asunto familiar, nació un bebé en su familia y tuvo que volverse. Yo lo presenté como nuestro guitarrista, pero no es un miembro de la banda.

¿Qué opinas del tema de que en la sociedad americana las armas puedan conseguirse fácilmente, incluso para los jóvenes?

Cuando éramos chavales enterramos a un montón de amigos nuestros por violencia, suicidios, asesinatos. Para nosotros era algo normal, era la única vida que habíamos visto hasta entonces. Cuando empezamos a viajar, ir a Europa, o Asia, entonces vimos el estilo de vida de otras personas y nos dimos cuenta de lo acojonante que puede ser la vida en nuestro lugar. Yo no quiero que mi hijo, de seis años, vaya al colegio en Nueva York, va a cincuenta millas de la ciudad, quiero que reciba una educación sin tener que llevar una pistola en la mochila.

¿Algo más que añadir para los fans españoles?

Pues que el 2 de Septiembre sale el disco a la venta, estaremos de gira por Europa a mediados de Septiembre o Octubre. Todavía no sabemos si tenemos fechas en España, pero vendremos a España por cojones y esperamos veros ahí pegando botes.

Javier Garcia Villarrubia

Relacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias