19 agosto 2022

VILLAROCKBLEDO 2007 (Villarrobledo, Albacete) – 27-28/04/2007.

La polémica por la decisión de Matarile de irse de Villarrobledo, junto con las presiones por parte de esta organización a los grupos, y la decisión del ayuntamiento de tirar para adelante con el festival a pesar del poco tiempo, hacían prever que en Villarrobledo podía pasar cualquier cosa. Y así fue; por una parte se cayó del cartel original grupos tan representativos del Rock nacional como Leize y Sínkope y por otra las entradas se pusieron a un precio tan asequible como 5 € anticipada y 7 € en taquilla. Esto último fue un punto muy positivo ya que animó a mucha gente a desplazarse al evento aunque sólo fuera para ver a un grupo o dos…

Villarockbledo 2007

Viernes 27 de Abril

Villarockbledo 2007A eso de las 19.00 horas llegábamos a Villarrobledo y unos carteles en los que ponía Viña Rock -> con una flecha, nos indicaban el camino. En cuanto fuimos acreditados dimos una vuelta por el recinto y lo que vimos nos gustó. Un recinto suficientemente grande como para albergar a muchos miles de personas, todo bastante amplio. Dos escenarios en los que te podías desplazar sin problemas de uno a otro. Dos barras de bar amplias en los laterales en las que además una de ellas tenías varios chiringuitos de comida. Precios asequibles. Una tetería, y sorprendentemente una carpa en la que había otra barra más y continuamente se iba pinchando música Rock. Esta carpa fue un acierto ya que si no te gustaba el grupo que tocaba y te apetecía marcha, éste era el lugar idóneo donde ir. Además contaba con varios futbolines con los que pasar el rato.

El Último Ke ZierrePoca gente parecía haber en ese momento en el festival, pero eso cambió a partir de las 19:20 aproximadamente. EL ÚLTIMO KE ZIERRE hizo su aparición con un sonido perfecto y potente; y poco a poco la gente que estaba repartida por el recinto fue apareciendo. Una actuación de lo mejor que he visto de este grupo, en el que se notó que tocaron con ganas. A pesar de que en unos días sacaban nuevo disco, no quisieron «cansar» a la gente con temas nuevos que no se conocen e hicieron más un concierto de clásicos. Canciones como «Soldadito Español», «Hachís», «Altero Mi Cuerpo», «Tus Bragas» o «Ay Carmela» fueron muy coreadas y «No Tengo Miedo» y «Quiero Ser Tu Perro» pusieron el punto final a una actuación sobresaliente.

Pudimos comprobar con ESBIRROS que el escenario pequeño sonaba bien, aunque por supuesto no llegaba a la calidad del grande. Los dos escenarios se iban alternando de tal manera que cuando terminaba uno ya estaba prácticamente preparado el otro.

El siguiente en tocar en el escenario grande fue ALBERTUCHO, que con su Rock personal y su guitarra, supo meterse en el bolsillo a un público que se notaba todavía algo frío. Un concierto muy profesional que consiguió llamar la atención de algunos que no conocemos mucho su música. En el mismo escenario y después de que terminara PINK SATURA en el pequeño, era Loquillo quien con relativa puAlbertuchontualidad hizo su aparición. A partir de este momento es cuando se notó un aumento significativo del público y se empezó a ver que el macro concierto estaba resultando un éxito.

Vimos a un LOQUILLO algo frío pero único, como es él. Canciones como «El Ritmo Del Garaje» o «Quiero Un Camión» hicieron las delicias de los que allí estábamos. «El Rompeolas» sonó como si de un himno se tratara y claramente esta actuación marcó un antes y un después en el Viña.

LOLAIMON siguieron a continuación en el otro escenario con una música con la que resultaba difícil quedarse parado, ya que sus ritmos bailables invitaban a la fiesta.

Los horarios se estaban cumpliendo con relativa puntualidad, o muy bien si lo comparamos con lo que estamos acostumbrados en otros festivales de este tipo. También tenemos que hacer una clara mención al seMojinos Escozíosrvicio de limpieza del Viña, al que veíamos continuamente barriendo y con máquinas de limpieza para hacer desaparecer algún charco.

No podría asegurar a que hora fue, pero eran más de las 12:30 cuando MOJINOS ESCOZÍOS saltaban al escenario con fuerza, buen sonido y muchas ganas de tocar. Tan cachondos como siempre y con mucha afluencia de gente en ese momento, vimos un público muy entregado. Canciones como «No Tienes Huevos», «Soy Guay» o «La Cueva Del Eco» fueron algunos de los clásicos que sonaron. Destacar los temas de «Mi Jefe» y «Las Burbujitas», canciones con las que tanto el público como ellos mismos parecían estar pasándoselo en grande y con las que fueron poniendo el punto y final a una gran actuación. Actuación que por otro lado nos supo a poco, ya que fue de las más cortas, pero intensas, de la noche.

Empezaba a hacer frío y fuimos al coche a por algo de abrigo. Vimos como el ambiente que se respiraba en todo el recinto era excelente. Se notaba que la gente estaba a gusto. A pesar de haber unas 20.000 personas aproximadamente, según nuestros cálculos, no vimos aglomeraciones ni embudos a la salida ni colas exageradas para comprar tickets de bebida.

Alrededor de las 2:30 los PORRETAS salían a eBenito Kamelasscena con su Rock festivo. Las canciones del grupo madrileño como «Si Lo Sé Me Meo» o «Marihuana», por nombrar algunas, iban sonando haciendo bailar a la gente. Cabe destacar el popurrí que hicieron con las versiones de su disco «Clásicos», al que dieron un buen repaso y creemos que no se dejaron ninguna. En definitiva los Porretas cumplieron muy bien con un público animado y entregado.

Poco después de terminar Porretas, eran BENITO KAMELAS los que hacían su aparición en escena, siendo el último grupo de la jornada. Desgraciadamente se notó un bajón de gente; y es que este grupo valenciano todavía no es todo lo conocido que se merece. Su Rock Urbano y transgresivo hizo que los que estábamos allí, que tampoco éramos pocos, lo pasáramos en grande con su directo. Benito Kamelas  merece la pena; tres discazos los avalan como una banda con futuro y que dará mucho que hablar próximamente.

Serían algo más de las 4:30 cuando Benito Kamelas terminó su actuación, y con ellos el viernes llegaba a su fin. Durante una hora continuamos la fiesta en la carpa de Rock, y aunque el ambiente estaba muy bien, a eso de las 5:45 decidimos ir a dormir para estar descansados y preparados para el día siguiente.

Sábado 28 de Abril

El sábado nos levantamos tarde. Decidimos dar una vuelta por el centro de Villarrobledo para tomar algo y elegir un sitio donde comer. Está claro que el festival se deja notar en el pueblo, un ambiente rockero inundaba los bares de la zona.

Después de comer nos fuimos al recinto con la intención de no perdernos la actuación de Ñu, pero en cuanto llegamos nos informaron de que su concierto había cambiado de hora; ahora sería pObúsor la noche. Eso hizo que el horario de alguna manera se descuadrara, así que dimos unas vueltas por el recinto para comprar algún recuerdo del festi.

Todos los grupos del sábado empezaron con retraso. Eran más de las 17.00 cuando OBÚS entraba en escena y fueron uno de los pocos grupos que tenían un cartel con su nombre en el escenario además de varias figuras demoníacas como parte de la decoración. Llegaron, tocaron y arrasaron. Fabuloso concierto de Obús en el que se notó la experiencia y la profesionalidad de este grupo, que nunca deja de sorprender. Con un sol de justicia y un calor veraniego, una a una iban sonando sus canciones. «Pesadilla Nuclear», «Te Visitará La Muerte», «El Que Más», «Yo Sólo Lo Hago En Mi Moto» o «Vamos Muy Bien» fueron algunos de los clásicos que tocaron. Algo que habría que destacar son las palabras que dijo el Fortu justo antes de empezar la canción «Dinero, Dinero». «Queremos decir que durante los años que tocábamos en este festival, la gente que lo llevaba antes nos tenían como en una dictadura, en la que teníamos que hacer o decir lo que ellos querían». No puedo asegurar si éstas fueron sus palabras exactas, pero sí la esencia de lo que querían comunicar. Durante la canción, en uno de los estribillos, nos pareció escuchar algo así: «Nunca podrás cambiar, el Viña de este pueblo, nunca podrás cambiarlo, nunca, podrás cambiar», sobran comentarios. Resumiendo, un concierto sobresaliente y muy completo en el que demostraron que siguen en forma y con ganas.

MANOLO KABEZABOLO tocó en el escenario pequeño; un concierto en el que él y su guitarra eran los protagonistas, más que nada porqueKtulu eran los únicos que estaban en el escenario. Bueno y divertido, así es como calificaría el concierto, en el que las versiones, a su manera, gustaron a un público bastante numeroso. Yo destacaría la versión del «Paranoid» de Black Sabbath y que él titula «Paranoia» como no podía ser de otra manera y que nos sorprendió bastante.

Si hubo un grupo que nos llamó la atención de manera notable, ese fue KTULU. Con muchas ganas y mucha fuerza salieron al escenario dándolo todo. La afluencia de gente aumentó considerablemente y creo que fueron uno de los grupos a tener en cuenta del Viña Rock. Moviéndose sin parar, se metieron al público en el bolsillo con su potente y cañero directo.

Empezaba a refrescar; ese calor que habíamos tenido durante buena parte del día iba desapareciendo y unas nubes se acercaban peligrosamente. La lluvia, que había respetado el festival durante los dos días, decidió aparecer. A eso de las 20:00 horas aproximadamente empezó a llover a mares. ILEGALES fue el único grupo afectado por la intensa lluvia, que vio como el público aumentaba y disminuía en función de la intensidad de la misma. Eso sí, había mucha gente viéndoles a pesar de todo. A Ilegales no los he visto lo suficiente como para opinar sobre su actuación, pero por lo que vimos, fue un concierto que estuvo a la altura del festival aunque tuvieron algún problemilla técnicoIlegales.

FE DE RATAS fueron los siguientes en el escenario pequeño. Salieron todos vestidos de presos excepto el vocal, que vestido de vaquero, con sombrero y un par de pistolas comenzó a cantar «Soy La Ley». Fe de Ratas presentaban su nuevo disco «En La Democracia Del Ombligo» y se notó que el grupo se esforzó. No obstante creo que no estuvieron todo lo bien que esperábamos; además el sonido no era todo lo bueno que cabía esperar, pero aún así el público disfrutó con su actuación. «Hasta La Victoria Siempre», «Miseria Frente A Miseria» o «Sólo En Un Día» fueron algunos de los temas que interpretaron, y a destacar la gran emoción que hubo con su tema «Querida Clara».

Fuimos por los chiringuitos de comida para ver que cenábamos, y después de zamparnos algún bocata pudimos ver una de las actuaciones más esperadas…

INCONSCIENTES salía al escenario con muy buen sonido. La primera impresión que nos dio fue la de estar escuchando a un grupo que va a continuar la senda de Platero Y Tú, ya que tanto el estilo como la voz del cantante nos recordaban a ellos. Cuando el concierto avanzó un poco, salió a escena Manolo Chinato, que recitó alguna poesía e hizo Futbolínde introducción a varias canciones. Uoho se marcó una versión, el «Ace Of Spades» de Motörhead con letra en castellano. No fue la única ya que también tocaron varias de Platero y terminaron con el «Ama, Ama Y Ensancha El Alma» de Extremoduro. En fin, creemos que es un grupo a tener en cuenta y que gustará a parte del público de Platero y Extremoduro y en especial a todos aquellos que les gusta aquel disco de Extrechinato Y Tú, «Poesía Básica».

Eran las 23.20 aproximadamente cuando entraba en escena ARS AMANDI en el escenario pequeño. Grupo que nos gustó de manera notable. Pudimos comprobar como la banda se esforzó mucho y lo dio todo; y no fue en vano, ya que un público bastante numeroso disfrutó con ellos desde el principio hasta el final. Una de las mejores actuaciones de la noche, sin duda.

Poco después de que Ars Amandi acabara su actuación era DEF CON DOS quien tomaba el relevo en el escenario grande. Un cartel con su nombre abanderaba el escenario. Uno de los grupos más esperados y que no defraudaron en ningún momento. Buen sonido y buena puesta en escena para una de las actuaciones con más afluencia de público. Más de 20.000 personas habría en ese momCeltas Cortosento en el recinto y una gran mayoría disfrutaba con un grupo que no dejaba de moverse y entregarse a fondo.

A continuación en el escenario pequeño fueron los ÑU quienes salieron a escena. El Molina y sus chicos dieron uno de esos conciertos dignos de recordarse. No faltaron algunos de sus temas más populares, como «No Hay Ningún Loco», «El Flautista», «El Tren» o «Tocaba Correr», que sonaron con un sonido muy bueno. Se notó la veteranía y las tablas del Molina.

Poco a poco el tiempo pasaba y cada vez quedaba menos para el final del festival. Todo transcurría de manera normal y aparentemente estaba saliendo muy bien. Entre las 2:30 y las 3:00 CELTAS CORTOS aparecía en el escenario grande. Poca diferencia noté con la última vez que los ví en Septiembre del año pasado. Igual de bueLujurianos e igual de profesionales. Supieron transmitir un ambiente festivo, muy contagioso, en el que por todas partes había gente bailando. «Cuéntame Un Cuento», «El Emigrante», «Tranquilo Majete», «Haz Turismo» o «La Senda Del Tiempo» fueron algunos de los temas que sonaron en una actuación perfecta.

Llegó la última actuación de la noche, y con ellos el final del festival por este año. LUJURIA empezaba con su tema «Mozar Y Salieri». Se notó un gran bajón de gente, pero los que se quedaron disfrutaron a tope de un conciertazo. «Dejar Que Los Niños Se Acerquen A Mí» y la versión de Muro, «Traidor» fueron algunas de las siguientes canciones que sonaron, en las que un Óscar, eufórico, no paraba de moverse. En cierto momento de la actuación elogió el festival y la organización del mismo, pero dejando claro que no se fiaban mucho porque estamos en año electoral y ya se sabe. Dijo algo así como que querían confiar en el alcalde de Villarrobledo y que ojalá no defraude a toda la gente que acude al festival, que son los que lo hacen grande. «Joda A Quien Joda» y algún corte del disco «Y La Yesca Arderá» fue lo último que sonó del concierto de Lujuria y por tanto del festival.

Cansados y destrozados nos fuimos a dormir con la satisfacción de haber presenciado un gran evento en el que todo salió a pedir de boca y que nos recordó a las primeras ediciones del Viña, allá por 1997 y 1998.

Y esperando que el año que viene salga igual de bien o mejor, nos fuimos a descansar que buena falta nos hacia.

DAVID BUENO SAEZ.

Relacionados

spot_img
spot_img

Últimas Noticias